Cuando salimos de vacaciones, es normal que llevemos con nosotros dinero en efectivo así como joyas, pero por supuesto no lo vamos a llevar todo encima a lo largo de todos y cada uno de los días de nuestra escapada, sino que debemos dejarlos en un lugar que sea accesible para nosotros y sobre todo seguro para evitar que desaparezcan. Es por ello que en esta ocasión vamos a hablar de la caja fuerte de tu hotel, de manera que analices la seguridad que te ofrece para poder tener todas tus propiedades a buen recaudo.

Qué debes tener en cuenta antes de utilizar la caja fuerte de tu hotel

Ir con todas nuestras pertenencias, dinero y artículos de valor encima cuando estamos de vacaciones, no sólo es algo incómodo, sino que además también supone un riesgo bastante importante.

En estos casos es cuando nos planteamos la alternativa de dejar nuestras cosas en la caja fuerte hotel, donde generalmente vamos a dar por hecho que para estar bien protegidas y a buen recaudo.

No obstante, esto no siempre es así, lo que significa que debemos tener en cuenta una serie de técnicas que utilizan los ladrones para robar en la caja de seguridad hotel:

  • Las llaves de emergencia de la caja fuerte: cuando llegas al hotel, te habrán facilitado el código de la caja fuerte, e incluso quizás alguna llave, pero recuerda que siempre habrá una llave de emergencia que estará custodiada por el propio hotel, lo que significa que, si alguien tiene acceso a ella, podrá abrir tu caja fuerte sin dificultad.
  • El código maestro: cuando compramos una caja fuerte, por defecto vendrá con un código maestro, es decir, un código sencillo que utiliza el fabricante como código inicial para asegurarse que todos los que compren sus cajas, puedan abrirla sin ningún tipo de problema. Lo lógico es cambiar este código una vez que recibimos la caja, algo que en muchos hoteles no hacen, con lo cual, el ladrón tan sólo tendrá que hacer un breve recorrido por los códigos maestros más habituales como pueden ser 0000, 9999, 1234 o similares. Nuestro consejo es que pruebes estos códigos para ver si la caja fuerte abre con ellos, o por el contrario, tan sólo se puede abrir con el código que te han facilitado en recepción.
  • Skimming: con el objetivo de simplificar las cosas, hay cajas fuertes que se pueden abrir con una tarjeta de crédito, lo que hace que el delincuente que esté preparado para ello, la pueda clonar y de esta forma no sólo acceder a tus pertenencias, sino también a tus cuentas bancarias.

 

La importancia de garantizar la seguridad de tus cosas

Es difícil plantearnos viajar sin llevar encima nada de valor, ya que es posible que vayamos a necesitar unas determinadas joyas, un buen reloj y por supuesto también dinero en efectivo para cualquier imprevisto que se pueda producir.

A esto hay que añadir que también es muy habitual guardar en la caja fuerte del hotel documentación como pueden ser los billetes de vuelta a casa, nuestro documento de identidad y por supuesto también el pasaporte.

Todo esto tiene, aun si cabe, un mayor valor, ya que no sólo son meros objetos, sino que dependiendo del destino al que hayamos viajado, perderlos se puede llegar a convertir en un serio problema para nosotros.

Por ello recomendamos que tengáis en cuenta las ventajas de utilizar la caja fuerte de tu hotel, pero siempre y cuando se utilice un sistema que garantice la seguridad como ocurre en los hoteles en los que se han instalado cajas fuertes de última generación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.