Puertas de seguridad para el trastero

Los trasteros son lugares que nos permiten almacenar no sólo artículos u objetos de nuestro hogar, sino también ciertos artículos que podemos considerar preciados. Las puertas de seguridad para el trastero nos garantizan la certeza de que nuestras pertenencias de valor se encontrarán protegidas de posibles robos o hurtos. Elegir el tipo de puerta dependerá de las necesidades de cada quien. Los tipos de puertas existentes son:

  • Puertas de seguridad convencionales: Se tratan de las más económicas entre las alternativas de las puertas de seguridad. Su material varía y poseen perfiles horizontales y verticales que son resistentes al fuego y al gas. Además, la cerradura tiene a su disposición varias bombillas de seguridad que evitan el uso de ganzúas para la entrada forzada. Su desventaja es que son las menos fiables de todas.
  • Puertas acorazadas: Estas puertas están formadas por tubos de hierro y un material de hormigón especial. Lo que son el cerco y los anclajes se encuentran hechos de hierro macizo. Las bisagras se encuentran generalmente reforzadas a modo que es prácticamente imposible abrirla o forzarla con una cierra o palanca, por lo que esta puerta no posee puntos vulnerables. Se tratan de las puertas de seguridad más costosas del mercado.
  • Puertas blindadas: Este tipo de puertas contienen planchas de acero que le añaden esa fortaleza para evitar que pueda ser abierta como palanca. La cerradura suele tener llaves hechas a medida exacta, por lo que son bastante complicadas de copiar, encima contienen barras de hierro que se cierran por ambos lados cuando la puerta es forzada. El material del cual están hechas suelen impedir el paso de gases, de fuego y calor. Este tipo de puerta es una combinación entre la convencional y la acorazada.

¿Cómo elegir?

Elegir que tipo de puerta de seguridad dependerá de varios factores, como el presupuesto disponible y el nivel de seguridad que se desea para nuestro trastero. De igual forma, no es suficiente conformarnos con comprar una puerta únicamente sabiendo su clasificación antes mencionada, sino también es importante tener en cuenta otros factores cómo la evaluación de los elementos de la misma por separado:

  • La cerradura: Una cerradura común de seguridad puede ser una buena opción por si el presupuesto no es tan elevado, pero se recomienda instalar cerraduras con doble escudo para aportar mayor seguridad.
  • Las bisagras: Se tiene que considerar la cantidad de bisagras referente al peso de la puerta. Una puerta acorazada contiene las bisagras atornilladas o soldadas en la estructura metálica, mientras que una puerta blindada las tiene adheridas sobre la estructura de la puerta.
  • El cerco: La puerta no sólo debe de estar correctamente adherida al marco para garantizar seguridad, sino también que los anclajes deben de estar elaborados de un material duro y a la vez flexible para que el marco pueda resistir golpes. Un buen ejemplo de material sería el yeso con esparto.
  • El cilindro y la llave: Se trata del mecanismo por el cual se accede directamente con la puerta. De todos los elementos de la puerta estos son los más importantes, por lo que los atributos del material deben de ser de gran calidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.