Qué es el resbalón de una puerta

Una de las mejores formas que tenemos de proteger nuestras casas de un posible robo es conocer bien los sistemas de seguridad de los que disponemos. El principal sistema de seguridad de nuestro domicilio es la puerta, pero, ni todas las puertas son totalmente seguras ni todas las cerraduras son inviolables. En este post vamos a explicarte qué es el resbalón de una puerta, para qué sirve y si es suficiente protección para nuestro hogar. 

¿Qué es el resbalón de una puerta?

Como ya hemos comentado anteriormente, el resbalón es una de las partes fundamentales de la cerradura. Es una pequeña pieza que queda encajada en el marco al cerrar la puerta y se retrae hacia la cerradura cuando la abrimos. Podemos decir que el resbalón es el primer nivel de seguridad y el más simple de la puerta de una casa.

Algunas veces el resbalón de la puerta suele dar algún problema para abrir o cerrar la puerta aunque el bombín de la cerradura funcione bien. Esto suele ocurrir cuando la pieza que aloja el resbalón en el marco se ha desplazado o cuando la puerta, debido al desgaste de las bisagras se ha desajustado, lo que ocasiona que el resbalón no encaje bien en su alojamiento y dificulte su funcionamiento. Es un problema que no tiene mayor dificultad y que se puede solucionar con un poco de maña, aunque si no nos vemos capaces un cerrajero puede solucionarlo en pocos minutos.

¿Para qué sirve el resbalón de una puerta? 

El resbalón va dentro de la cerradura y funciona gracias a un muelle, cuando accionamos el mecanismo mediante la llave o la manilla, el resbalón se retrae permitiendo que la puerta se abra. También los hay de funcionamiento eléctrico que permiten automatizar la puerta para que se pueda abrir pulsando un botón como suelen ser los de las puertas de los edificios que se abren mediante el portero automático. También es la pieza encargada de que la puerta se quede cerrada cuando la cerramos de portazo y no se pueda abrir desde fuera sin la llave.

¿Es suficiente el resbalón para garantizar la seguridad de una puerta?

Evidentemente no. El resbalón es una pieza pequeña que solo se introduce poco más de un centímetro en el marco y aunque supuestamente no se pueda abrir desde fuera sin la llave, es muy fácil de manipular. Precisamente uno de los métodos de robo más conocidos se llama también “resbalón” por la facilidad con que puede abrirse una puerta que no disponga de otro método de seguridad más seguro.

Este método consiste en introducir entre el marco y el resbalón una tarjeta de crédito, una radiografía o cualquier plástico plano y flexible que resbala por la parte curvada de la pieza y queda entre esta y el marco, permitiendo que la cerradura se abra sin necesidad de forzarla. Por este motivo siempre es recomendable cerrar con llave, además de en la medida de lo posible, cambiar la cerradura por una de seguridad mucho más difícil de forzar. Existen en el mercado una gran variedad de cerraduras de seguridad que proporcionarán una mayor seguridad a la puerta de nuestra casa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.