Factores elegir caja fuerte

Las cajas fuertes se tratan de elementos útiles para resguardar nuestros objetos de valor, ya que están creadas para impedir la abertura forzada en posibles robos. En el mercado existen una gran variedad de modelos entre los cuales se puede elegir y gracias a los avances se han podido crear cajas fuertes que son eficientes a la hora de proteger pertenencias. Sin embargo, es importante tener en cuenta ciertos aspectos antes de invertir en cualquier caja fuerte. Aquí te dejamos algunos consejos.

Escoger una caja fuerte certificada

Las cajas fuertes que se encuentran homologadas son aquellas que logran garantizar una seguridad de gran calidad. Para que una caja se considere homologada o certificada, debe de pasar por una serie de controles necesarios para así ser reconocidas como cajas completamente seguras.

Escoger el tamaño dependiendo de lo que desees guardar adentro 

En función de los objetos que te interesen proteger, debes de elegir el tamaño referente a ello, ya que así se podrás optimizar el espacio interno y el espacio que ocupará la caja en tu hogar. No sería conveniente comprar una caja fuerte que sea enorme, que ocupe demasiado espacio y que no se guarden objetos de valor de gran tamaño en ella.

Decidir dónde ponerla

Es importante tener un lugar meditado donde colocarla. Es fundamental evitar los dormitorios, ya que suelen ser los primeros lugares predecibles para los ladrones donde se guardaría una caja fuerte. Si deseas invertir más, puedes escoger una empotrada en la pared y así disponer de un gran espacio dentro de la caja y tener la ventaja de esconderla sin tanto esfuerzo.

Nivel de seguridad necesario

En el caso en el que tu hogar ya disponga de elementos como cámaras de vigilancia o cerrojos especiales, no será absolutamente necesario invertir en la caja fuerte más segura, por lo que puedes invertir menos en cuanto al nivel de seguridad si ya tienes aparatos que te la proporcionan. Existen cajas de seguridad que poseen videovigilancia, por lo que si deseas añadir seguridad extra además de la cerradura, esta sería una buena opción.

Elegir el sistema de apertura 

Existen muchos tipos de cerraduras, como la electrónica, que puede disponer de un sistema de clave o de huella dactilar, las mecánicas que se abren por medio del uso de una llave o combinaciones numéricas, los cuales suelen ser los más tardados en poder acceder al interior del compartimento.

Resistencia de la caja 

La resistencia varía dependiendo del lugar donde se vaya a ubicar. Es preciso tener en cuenta los factores que pueden afectar a la caja y así elegir el material que mejor nos va a coincidir. Un ejemplo muy claro sería que nuestro lugar de interés para situar la caja fuerte sea un sitio que pueda tener tuberías y riesgo de inundación como un sótano, por lo que sería primordial comprar una caja fuerte resistente al agua. En el caso de posibles incendios, escoger una ignífuga sería lo más conveniente, ya que protege el interior de las altas temperaturas que podrían producir las llamas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.