Tipos de cerraduras de seguridad

Las cerraduras son un elemento fundamental para asegurar hogares, oficinas, o cajas fuertes. Con el tiempo han ido evolucionando gracias a la tecnología y a nuevos materiales que se han utilizado para garantizar esa protección. Esta herramienta de seguridad va variando dependiendo de su uso o de dónde se encuentre implementado, por lo que existen muchos tipos de cerraduras entre las cuales habrá que elegir.

Cerraduras de sobreponer

Van integradas en la parte interna de la puerta, y suelen utilizarse para puertas de grosor fino, por lo que es ideal para entradas a jardines o terrazas. Poseen un pestillo que varía en forma, pudiendo ser un gancho o un botón de giro. Existen unas más simples que otras, algunas tienen, además del pestillo, una cerradura a la que se puede acceder con llave y otras que cuentan con varios puntos de cierre.

Cerradura cilíndrica

Son muy habituales y existen muchos tipos como con bobines antibumping (sistema especial para que los ladrones no puedan acceder), además las hay de antiextracción. Poseen un sistema bastante sencillo de un cilindro y que se abren únicamente teniendo acceso a la llave correspondiente y son muy utilizadas para apartamentos u oficinas. Suelen recibir el nombre de cerraduras de perfil europeo y son las más económicas.

Cerraduras empotradas

Contienen la posibilidad de abrirse con un pestillo del otro lado de la puerta, es decir, en el interior. El mecanismo se encuentra dentro de la estructura de la puerta, por lo que puede parecer una cerradura común. Dependiendo del material de la puerta, esta cerradura va a cambiar. Para puertas de madera se recomiendan cerraduras un poco más pequeñas para que la puerta pueda sostenerla. En el caso de las puertas metálicas, la cerradura va a ser más grande y tendrá una estructura diferente: La manilla y el cilindro deben de estar más separados.

Cerraduras tubulares 

Su mecanismo de picaporte y cerradura se encuentran unidos, y sólo puede ser abierta desde el interior de la habitación apretando un botón. Se utilizan en ella pistones en lugar de lengüetas porque así son más resistentes. Parecidas a las antes mencionadas y se diferencian de las cilíndricas porque toda la acción la realiza el pomo en lugar del tubo.

Cerraduras multipunto

Este tipo de cerraduras poseen un alto nivel de protección, debido a que es increíblemente complicado el lograr forzarlas. Contienen varios cerrojos que cierran la puerta no sólo el en centro, sino también en la parte superior e inferior de la misma. Suelen instalarse tres o cinco puntos de sujeción en la parte lateral y dos adicionales arriba y abajo.

Cerraduras digitales

Se les conoce también como cerraduras inteligentes y dependiendo del modelo pueden tener un sistema numérico para abrirlo con clave, un sistema que reconozca la huella digital del dueño, que se pueda abrir por medio de bluetooth o a través de una app. Son muy utilizadas para bancos actualmente. Se tratan de las más seguras ya que no pueden ser abiertas por medio de forcejeo, uso de ganzúas o ante la aplicación de la técnica Bumping.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.